Google+ Badge

viernes, 31 de mayo de 2013

Economía de Jerusalén oriental en quiebra | IPS Agencia de Noticias

La barrera de separación de Israel vista desde Al Ram, otrora una próspera comunidad de Jerusalén oriental que ahora está al otro lado y resulta económicamente perjudicada. Crédito: Jillian Kestler-D'Amours/IPS.
La barrera de separación de Israel vista desde Al Ram, otrora una próspera comunidad de Jerusalén oriental que ahora está al otro lado y resulta económicamente perjudicada. Crédito: Jillian Kestler-D'Amours/IPS.
JERUSALÉN , 28 may 2013 (IPS) - Gruesos cerrojos sellan las puertas frontales de comercios, ahora cubiertos de grafitis y mugre por la falta de uso. Unos pocos clientes pasan por la calle apenas iluminada, a veces deteniéndose a mirar las frutas y verduras, o comprando en carnicerías casi vacías del oriente de esta ciudad.
“Todos los comercios están cerrados. El mío es el único abierto. Este solía ser el mejor lugar”, dice Mustafa Sunocret, de 64 años, mientras vende verduras en un pequeño puesto del mercado cercano a su hogar familiar en el barrio musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalén.
En medio de los coloridos pañuelos, ropas y alfombras, artesanías en cerámica y recuerdos religiosos que se acumulan en los puestos y tiendas de esa zona histórica, los  comerciantes palestinos se esfuerzan por mantener a flote sus negocios.
Sunocret, cuya salud empeora cada día, dice a IPS que no puede trabajar fuera de la Ciudad Vieja, aunque le pesa el costo de mantener su comercio, por el que paga elevadas cuentas de electricidad, agua e impuestos municipales.
Abed Ajloni, dueño de un local de antigüedades, debe 250.000 shekels (unos 68.000 dólares) de impuestos a la Municipalidad de Jerusalén. Casi todos los días, los recaudadores de tributos llegan a la Ciudad Vieja acompañados por policías y soldados israelíes, para presionar a los habitantes para que paguen, relata a IPS.
“Luego de 45 años de ocupación, los jerosolimitanos árabes padecen esquizofrenia política y cultural”. International Crisis Group
“Se siente como si estuvieran volviendo para ocupar la ciudad, con los soldados y los policías”, dice Ajloni, quien es propietario del mismo comercio desde hace 35 años. “Pero, ¿a dónde puedo ir? ¿Qué puedo hacer? Toda mi vida estuve en este lugar”, resume.
“¿Acaso Jerusalén nos pertenece a nosotros, o a alguien más? ¿Quién es responsable por Jerusalén? ¿Quién?”, agrega.
Anexión ilegal
Israel ocupó Jerusalén oriental , incluida la Ciudad Vieja, en 1967. En julio de 1980 aprobó una ley en la que declaró que “Jerusalén, completa y unida, es la capital de Israel”. Pero esto sigue sin ser reconocido por la comunidad internacional.
Según el derecho internacional, Jerusalén oriental es territorio ocupado –junto con Cisjordania, la franja de Gaza y los sirios altos del Golán–, y los residentes palestinos de la ciudad están protegidos por la Cuarta Convención de Ginebra.
Históricamente, Jerusalén fue el centro económico, político y cultural de la vida para toda la población palestina. Pero tras décadas de languidecer bajo las políticas israelíes para aislar a la ciudad del resto de los territorios ocupados, sin servicios municipales e inversiones, la parte oriental se ha sumido en un estado de pobreza y abandono.
“Luego de unos 45 años de ocupación, los jerosolimitanos árabes padecen esquizofrenia política y cultural, simultáneamente conectados y aislados de las áreas que los rodean: Ramalah y Cisjordania hacia su oriente, Jerusalén occidental e Israel hacia el occidente”, según el International Crisis Group.Las restricciones israelíes a la planificación y construcción, las demoliciones de viviendas, la falta de inversión en educación y empleo, la construcción de una barrera de separación de 2,5 metros de altura entre barrios palestinos y las zonas que los rodean, y un sistema de permisos para entrar a Jerusalén han contribuido con el aislamiento de la ciudad.
Organizaciones políticas formales de los palestinos también fueron prohibidas en la ciudad, y entre 2001 y 2009 Israel clausuró 26 de ellas, incluida la exsede de la Organización para la Liberación de Palestina en Jerusalén, la Casa de Oriente y la Cámara de Comercio de Jerusalén.
Pobreza extrema
Las políticas israelíes también encarecieron los precios de productos y servicios básicos, y obligaron a muchos dueños de negocios palestinos a cerrar y mudarse a Ramalah o a otros barrios palestinos al otro lado de la muralla. Muchos jerosolimitanos palestinos también prefieren hacer sus compras en Cisjordania, o en Jerusalén occidental, donde los precios son más bajos.
Los palestinos constituyen 39 por ciento de la población actual de la ciudad, casi 80 por ciento de los habitantes de Jerusalén oriental, y 85 por ciento de niños y niñas, viven bajo la línea de pobreza.
“¿Cómo puede uno desarrollar (una) economía si no maneja sus propios recursos y si no tiene ningún control de sus fronteras?”, plantea Zakaria Odeh, director de la Coalición Cívica para los Derechos de los Palestinos en Jerusalén, sobre “esta clase de fragmentación, puestos de control, cierres”.
“Sin libertad de circulación de mercaderías y de seres humanos, ¿cómo se desarrolla una economía?”, pregunta.
“No se puede hablar de una economía independiente en Jerusalén o en Cisjordania o en toda Palestina sin una solución política. Nosotros no tenemos una economía palestina; tenemos actividades económicas. Eso es todo lo que tenemos”, dice Odeh a IPS.
Solo la barrera de separación de Israel, según un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), ha causado la pérdida directa de alrededor de 1.000 millones de dólares a los palestinos en Jerusalén, y continúa haciendo perder oportunidades por 200 millones de dólares por año.
El corte y control que Israel impone a la carretera Jerusalén-Jericó, histórica ruta comercial que conectaba a Jerusalén con el resto de Cisjordania y Medio Oriente, también ha contribuido con el colapso económico de la ciudad.
Separación de Jerusalén de Cisjordania
Antes de la primera Intifada (levantamiento palestino), que se inició en 1987, Jerusalén oriental contribuía con entre 14 y 15 por ciento del producto interno bruto de los territorios palestinos ocupados.
Para 2000, ese guarismo había caído a menos de ocho por ciento. Y en 2010, la economía de Jerusalén oriental, comparada con el resto de los territorios palestinos ocupados, se estimaba en apenas siete por ciento.
“La separación económica causó la contracción del tamaño relativo de la economía de Jerusalén oriental, su desprendimiento de los demás territorios palestinos ocupados y el redireccionamiento gradual del empleo de Jerusalén oriental hacia el mercado laboral israelí”, concluyó el informe de la UNCTAD.
Hace décadas, Israel adoptó la política de mantener el “equilibrio demográfico” en Jerusalén, e intenta limitar la cantidad de residentes palestinos de la ciudad a 26,5 por ciento o menos de la población total.
Para mantener esta composición, Israel construyó numerosos asentamientos judíos dentro y alrededor de Jerusalén, y cambió las fronteras municipales para englobar los barrios judíos al tiempo de excluir a los palestinos.
Actualmente se estima que 90.000 palestinos que tienen derechos de residencia en Jerusalén viven al otro lado de la barrera de separación y deben atravesar los puestos de control israelíes a fin de poder ir a la escuela, recibir tratamiento médico, trabajar y obtener otros servicios.
“Israel está usando toda clase de herramientas para presionar a los palestinos para que se vayan; unas veces esas herramientas son visibles, y otras, invisibles”, explica Ziad al-Hammouri, director del Centro de Jerusalén para los Derechos Sociales y Económicos.
Por lo menos 25 por ciento de los 1.000 comercios palestinos de la Ciudad Vieja fueron cerrados en los últimos años a consecuencia de los altos impuestos y a la falta de clientes, dice IPS.
“Los impuestos son una herramienta invisible… tan peligrosa como revocar las tarjetas de identificación y demoler casas”, señala.
“Israel usará esto como presión y como herramienta en el futuro, para confiscar estos comercios y propiedades”, agrega.

viernes, 24 de mayo de 2013

WATCH: Arab women protest against domestic violence in Israel | +972 Magazine _mujeres Arabes protestan contra la violencia de genero en Israel

WATCH: Arab women protest against domestic violence in Israel | +972 Magazine

WATCH: las mujeres árabes protestan contra la violencia doméstica en Israel

En la última década, 76 mujeres árabes han sido asesinadas en  violencia doméstica en Israel.

  El "Comité de Lucha contra el asesinato de mujeres en la sociedad árabe" realizó un evento para protestar contra el asesinato y la violencia contra las mujeres árabes. Las familias de las víctimas siguen exigiendo justicia ya que la mayoría de los asesinos siguen libres.

Nota: No solo las Mujeres arabes sufren este tipo de Violencia, tambien  las mujeres inmigrantes de distintos  Paises.Hecho muy usual el mujeres etiopes, rusas, latinas que por no hablar el idioma hebreo quedan fuera de hacer reclamos ante la ley.

lunes, 20 de mayo de 2013

Creative Coexistence at Arab-Jewish Theatre -Coexistencia Creativa Arabe-Hebreo

Creative Coexistence at Arab-Jewish Theatre - YouTube
El Teatro Arabe - Hebreo de Jaffa alberga obras bilingües - en hebreo y en árabe - que aumentan el entendimiento entre las personas y entreazan las audiencia y los actores. en una divertida experiencia común.

sábado, 18 de mayo de 2013

Silence is no longer an option: A call to action from Israel | +972 Magazine

Silence is no longer an option: A call to action from Israel | +972 Magazine

El silencio no es una opción:

  Un llamado a la acción de Israel

Es imperativo que los Judios de todo el mundo que aprecian los valores humanísticos públicamente expresen su preocupación por la situación actual en Israel, y exijan al gobierno  volver a la  pacífica, moral, democrática y los valores humanísticos.

viernes, 17 de mayo de 2013

WATCH: ‘My Neighbourhood’ – the human impact of settlements in Sheikh Jarrah | +972 Magazine

WATCH: ‘My Neighbourhood’ – the human impact of settlements in Sheikh Jarrah | +972 Magazine
 MIRA: 'Mi Barrio "- el impacto humano de los asentamientos en Sheikh Jarrah

My Neigbhourhood (dirigido por Julia Bacha y Rebeca Wingert-Jabi), cuenta la historia de Mohammed El kurdo, un adolescente palestino en la vecindad de Jerusalén oriental de jeque Jarrah cuya familia se ve obligada a compartir una parte de su casa con los colonos israelíes. Mohammed viene de edad en medio de la incesante tensión con sus vecinos y la cooperación con los aliados inesperados israelíes en su patio trasero.

La lucha contra los desalojos de familias palestinas en Sheikh Jarrah regresó esta semana como la familia Shamasneh puede llegar a perder su casa, lo que sería el primer desalojo del barrio desde 2009. Se espera que un tribunal israelí pida su desalojo del lunes.

Una serie de películas de Israel y Palestina han elevado la conciencia internacional sobre la ocupación y los problemas de desarrollo en el terreno de este año (5 Broken Cameras y los porteros). Teniendo en cuenta que la ceremonia de los Premios Peabody cae en el mismo día que el Shamasneh lógico pedir por fuera de su casa, ¿puede la atención internacional en torno a la realidad de mi Barrio impacto sobre el terreno?

lunes, 13 de mayo de 2013

Entre la línea Verde y la Murallas Grises



Entre la línea Verde y la Murallas  Grises

Cuando me invitaron, lo primero que pensé que sería uno de los tantos  tours para turistas para ver y visitar los alrededores de los territorios ocupados, pensé todo estará montado para que veamos solo lo que es conveniente mostrar. En el bus habíamos  gente diversa, tanto por sus características  como por sus expresiones.
 Este es uno de los viajes periódicos que hacen un grupo de mujeres israelíes, que trabajan para lograr la Paz aquí en Israel, pero no es un discurso , ellas trabajan junto al pueblo palestino, para que las fuerzas de seguridad de Israel, respeten sus derechos, derechos que son violados en forma  metódica y permanente, aduciendo y justificando las acciones, en favor de la seguridad de los ciudadanos de Israel., porque la postura oficialista dice, que desde que se erigieron estos muros, los actos terroristas han disminuido casi en su totalidad. La pregunta que nos haremos al final de este recorrido será si existe justificación alguna  para oprimir niños y mujeres, para encerrarlos en muros de 7 metros de altura, dejando portones  cada cierta distancia, para controlar el acceso a sus trabajos, viviendas, escuelas, negocios, hospitales. Acaso  hemos olvidado lo que son los guetos? Prisiones familiares, donde la familia entera esta prisionera sin juicio, y sin delito, solo por el hecho de haber nacido en el lugar en el tiempo errado y rezar a un Dios  que no es el nuestro.





Lo que siento es miedo y desesperanza en mi corazón de judía, porque no hay pueblo que resista mucho tiempo una presión, y como una olla esta deberá  liberarse, ante que estalle, la energía negativa que se  está acumulando es demasiada, y esto costara muchas vidas inocentes, que como dije antes, no eligieron nacer  en estas circunstancias en estos territorios, y creo que  el valor de una vida merece toda la atención  y la responsabilidad por parte de todos nosotros.


La ruta:
Salimos por la mañana desde Tel Aviv, la primera parada es a las11:30  en la Línea Verde, en el puente sobre la Ruta 6. A través de las ventanas del bus podemos ver el muro alrededor de Qalqiliya,
Qalqiliya está a  la izquierda nuestra, y  Habla a la derecha, la carretera y el campo de sembrados  en el medio.
A las 11:55 llegamos al enclave del asentamiento Alfe Menashe.
Desde aquí se ve claramente  la nueva "barrera de separación", construida cerca de las casas de los aldeanos palestinos que los  separara de sus tierras y de parientes y los alejara  del contacto con otras aldeas, impidiendo la libre circulación entre sus poblados.
Detenidos aquí a la orilla de la carretera podemos ver dos pueblos beduinos atrapados en el interior del enclave.


Ya pasado el medio día nos encontramos con un residente de Qalqiliya que  trabaja en la “Zona de Separación”. Pudimos hablar con él el en un perfecto hebreo, nos comenta como son sus días, nos habla de sus clientes que son todos israelíes, ya que lo que el vende (Flores y Plantas de jardín) no lo pueden comprar sus hermanos palestinos.



A las13:00 llegamos a unos de los portones de seguridad, que se denomina "Puerta Agrícola", porque permite el tránsito a los trabajadores de cultivos agrícolas (puesto de control) que separa la ciudad de Habla y sus residentes con las tierras de cultivo: Habla y sus residentes a un lado de la barrera de separación y sus  tierras en la "Zona de Separación" en el otro lado de la misma.
13:20 Continuamos por la Ruta 55, que atraviesa Cisjordania o los territorios ocupados. Nos encontramos con el Check Point "Eliyahu Crossing", un puesto de control principal a 5 km. al este de la Línea Verde...
13:25 Qalqiliya Checkpoint, la única salida de la ciudad cercada y amurallada
13:30  es la hora de almuerzo, y nos han invitado a una aldea palestina, para que probemos sus sabores, la gentileza de su gente y por sobre todo aprovechemos sus precios. Paramos en Nebi Elias, donde en un restaurant limpio y decorado al estilo  árabe, nos sirvieron falafel y otros platos locales por un precio  prácticamente referencial en comparación con los precios de Israel...
Después de 45 minutos, seguimos nuestra ruta. Nos acercamos a las  afueras de la aldea de Jayus,  paramos para una vista de la barrera de separación que rodea el asentamiento Israelí de Ma'ale Shomron.
Nos reunimos por unos minutos con un residente de la aldea Jayus para conversar con él.
Seguimos por la carretera entre las aldeas palestinas .Conocemos a un residente de Qaddum quien comparte nuestro viaje en el bus por algunos kilómetros a través de su pueblo hasta una carretera de salida en el lado opuesto que está bloqueada.
15:45 Continuamos nuestro Viaje por la  Ruta 60, las  últimas tres aldeas palestinas situadas entre los asentamientos de Izhar y Bracha.

Pasadas ya las 16:00 llegamos a un hermoso y pequeño pueblo llamado Huwwara , aquí conversamos con un profesor de la escuela financiada por la ONU, y en una sencilla  e informal conferencia nos  habló de la situación de los niños, los problemas de salud, psicológicos y todo lo que esto  con lleva para ellos., uno de ellos nos ofreció una bebida producida por ellos. Aun guardo el envase.

16:45 Comenzamos el regreso, con marcada amargura en nuestros semblantes y corazones:
Nos detenemos en  Za'tara Checkpoint (Tapuah) - Ruta 5 (Trans-Samaria Road), que atraviesa Cisjordania. Aquí perdimos varios minutos porque los soldados del control querían detalles de nuestro recorrido y nuestras motivaciones de pasear por estos rumbos. Nos identificamos como es de rigor.
Seguimos Viaje hasta  más allá del asentamiento de Ariel (4 km) en la cima de la colina y la aldea palestina de Marda, por debajo de ella.



17:05 "Shomron Crossing: un puesto de control principal 1 km. al este de la Línea Verde.


17:15 Miramos por nuestras ventanas al pueblo palestino Azzun Atma, atrapado dentro y entre  la "Zona de Separación”  y de los asentamientos de Sha'are Tiqva, Elkana, Etz Efraim y Oranit.
En Azzun Atma hay puesto de control  para el paso de los trabajadores rurales que trabajan en la "zona de separación" en los asentamientos.


Aún nos queda por ver en Edge de Elkana - la "casa solitaria" en el límite exterior de la aldea palestina de Mascha:
Con mucho Dolor pienso que, esto es “ocupación “y  “opresión” en pocas palabras.

Janina Oyarzun Israel
Abril 2013

Buscar

Archivo del blog

Divagaciones y Poesia en Destierro

El atardecer tiene fragilidad de espuma entre los dedos

Viene y va el infiel viento, siguiendo la huella de otras primaveras.

¡Como es tu rostro en este crepúsculo dorado?

¿ y tu risa de niña adolescente?

Hace minutos me llamó tu libro desde la mesa, donde todas las noches equilibrio palabras.

Hay palabras y floridos lenguajes entre sus hojas.

Hay lentitud de sueños y pequeñas caravanas de sonrisas, gestos y recuerdos.

Nombres y rostros que con el tiempo perderán persistencia y relieve,

Que dejaran mensaje y poesía como liviana siembra de juventud y belleza.

¿Cómo pondré entre todo ello mi enojosa aspereza?

Donde estará la voz precisa de tu sapiencia y encanto?

¿De donde extraeré el eco necesario para la tarea diaria?

Quisiera detener entre las manos, la arena implacable de las horas y ofrecértela.

¿No sería acaso este mi mejor regalo?

Videos

Loading...